Institucional

El CD Tenerife nombra Defensor del Abonado y del Aficionado a Manuel Peña Guerrero

Abonado con el número 262, apoya de forma incondicional al equipo representativo, desde hace más de 50 años, y atenderá ahora las sugerencias, reclamaciones o quejas de sus seguidores.

Manuel Peña Guerrero es el nuevo Defensor del Abonado y del Aficionado del CD Tenerife. El nombramiento ha sido acordado por el Consejo de Administración, a propuesta de su presidente, Paulino Rivero, durante la reunión mantenida este miércoles. Con anterioridad ya había sido aprobado su reglamento, el pasado 13 de abril, cuyo contenido fue dado a conocer en coincidencia con el último partido celebrado en la isla por el primer equipo.  

Abonado con el número 262, Manuel Peña (Santa Cruz de Tenerife, 1960) sigue de manera incondicional al cuadro blanquiazul desde 1971, cuando acudió por primera vez al estadio, junto a su padre, quien había sido futbolista del Price, uno de los clubs más antiguos de la capital.

Jubilado en la actualidad, desarrolló toda su carrera profesional como empleado de banca, tras cursar estudios de Técnico Especialista en Informática de Gestión y sacar unas oposiciones en la Caja General de Ahorros de Canarias, donde trabajó, primeramente, terminando en La Caixa.

A su actividad profesional cercana al cliente une su implicación en el desarrollo de actividades socioculturales, en entidades como el Círculo de Amistad XII de Enero y la Asociación Músico Festiva Mamel’s, que le han granjeado una contrastada consideración pública.

INTERACCIÓN CON LOS SEGUIDORES: Los abonados, aficionados y simpatizantes son el elemento central que da sentido y viabilidad a la actividad del club. De ahí que el Consejo de Administración haya establecido como una de sus prioridades hacer todo lo posible para mejorar la interacción y relaciones con los miles de personas que cada año compran su abono o que siguen y apoyan la actividad de sus equipos.

Entre las iniciativas impulsadas se encuentra la creación del Defensor del Abonado y del Aficionado como figura llamada a reforzar la atención que deben recibir, mediante sugerencias, reclamaciones o quejas que se pueden plantear a propósito de las múltiples actividades de la institución.

Con el desarrollo de esta iniciativa, los abonados y simpatizantes contarán con un nuevo canal para mediar y buscar respuestas frente a incidencias que, por las razones que sea, no hayan recibido una atención adecuada a través de los cauces ordinarios.

El reglamento aprobado por el Consejo de Administración tiene como objetivo regular el funcionamiento de esta nueva figura, que actuará con plena autonomía e independencias de los órganos de gobierno del club para recibir y estudiar las sugerencias, quejas o reclamaciones que los abonados o simpatizantes consideren que no han sido adecuadamente atendidas.

 El Defensor del Abonado y del Aficionado trasladará al Consejo de Administración aquellas recomendaciones que entienda oportunas en relación con las sugerencias, quejas y reclamaciones recibidas, una vez analizadas.

Su función no es, ni puede ser legalmente, la de sustituir, ni corregir decisiones tomadas por los órganos de gobierno del club, sino recomendar actuaciones derivadas del estudio y mediación, que permita corregir desajustes o implementar medidas que redunden en beneficio de la entidad y de sus abonados y simpatizantes.

El reglamento regula todos los aspectos necesarios para el adecuado funcionamiento del Defensor del Abonado y del Aficionado y, en especial un procedimiento ágil y sencillo para la recepción y tramitación de las sugerencias, quejas y reclamaciones.

#UnSentimientoQueNosUne