CDT / NOTICIAS

Casuco, triste por el resultado

"El partido no ha sido bueno, pero es algo que ya presumíamos, que iba a ser muy trabado y con balones aéreos", comenzó su análisis el entrenador del Tenerife, Juan Casuco, tras la derrotada sufrida en la tarde de este sábado en Vecindario a manos del cuadro local.

Volver

06/01/2007

"Habíamos ido a por el resultado y con los cambios habíamos conseguido estar por delante. Pero luego, no sé si decir que ha sido falta de madurez o de concentración, pero hemos perdido un partido en dos jugadas aisladas a balón parado, que es algo que habitualmente no suele pasar, por lo que habrá que corregir y trabajar mucho en ese aspecto", puntualizó.

"Hemos regalado tres puntos, en un partido que si bien no había sido bueno, no merecíamos perderlo. Sobre todo cuando te ves con que vas ganando y faltan diez minutos, ese partido no se puede perder. Hemos cometido errores puntuales, errores de marca y eso no es normal en un equipo como el Tenerife", sostuvo el técnico murciano.

El trabajo del Vecindario fue relativizado por el preparador de los tinerfeños: "Nos ganaron con dos balones parados y nada más, que yo sepa no ha hecho nada más, aparte de jugar por arriba y pelear mucho, que sabíamos que era lo de ellos. A excepción de una jugada de Xisco en la primera parte, que yo sepa, no ha habido más jugadas por parte de ellos que merezcan destacarse".

En el segundo tiempo, según Casuco, el equipo "manejaba el partido" y llegaba con cierta claridad: "Conseguimos el gol, que era lo más difícil, pero dos fallos puntuales hicieron que perdiéramos el partido. El fallo en el segundo gol es inexplicable, hay jugadores que no se pueden despistar, pero pasó y por eso perdimos tres puntos".

El entrenador valoró lo de los suyos de manera positiva en la función de ataque: "Yo he visto un penalti sobre Raúl, un remate de Frankowski que pudo haber sido gol, una parada muy buena de Kelemen a tiro de Raúl en una falta. Todo fue, lo admito, en un partido que no fue bueno, pero eso fue para los dos equipos. En estos casos, cuando uno se pone por delante es cuando no puede perderse".

Al equipo "le ha faltado confianza", reconoció, "peco de ausencia, de autoestima para desarrollar el fútbol que cada uno lleva dentro, la soltura que hace que se pueda generar fútbol, y para ello la hierba sintética no es una excusa, ya que se sabía que había que jugar aquí y esto es lo que hay".

  • 2003

    El CD Tenerife igualaba a un gol en el Nuevo Arcángel ante el Córdoba.