CDT / NOTICIAS

Especial reencuentro de Toño Hernández y Quique Medina con Marcel Sabou

El exjugador del CD Tenerife en la temporada 90/91, aquejado de una grave enfermedad, recibe con extraordinario afecto y cariño, en Gijón, la visita de dos compañeros de vestuario y, sobre todo, de dos amigos: Toño Hernández y Quique Medina.

Volver

22/11/2019

Marcel Sabou fue jugador del CD Tenerife en la primera mitad de la temporada 90/91. En ese vestuario, en Primera División, compartió vivencias con una plantilla que buscaba consolidarse en la máxima categoría del balompié español.

A pesar de su corta estancia en la Isla, el futbolista rumano supo ganarse el respeto, el cariño y el afecto de todos sus compañeros… y con varios de ellos mantiene una amistad que perdura en el tiempo.

Desde que colgó las botas fijó su residencia en Gijón, y este jueves recibió, visiblemente emocionado, la visita de dos amigos muy especiales. Toño Hernández, Quique Medina y el propio Marcel Sabou se fundieron en un emotivo abrazo. Y sí, podemos asegurar que costó contener las lágrimas.

Un luchador Marcel Sabou, aquejado de una grave enfermedad (ELA), no quería, por nada del mundo, dejar pasar la oportunidad de compartir vivencias con dos de los mejores amigos que le ha dejado el mundo del deporte.

Hubo anécdotas, miradas, complicidad, cariño, respeto… y así un sinfín de pequeños detalles, con el fútbol de por medio. Pero sobre todo hubo humanidad y sentimiento.

La vida le ha dado este golpe tan duro a un tinerfeñista, que lejos de rendirse, quiere luchar y luchar, junto a su familia, como siempre hizo por cada balón dentro de un terreno de juego.

#MuchoÁnimoMarcelSabou #FuerzaMarcelSabou #TambiénBlanquiazuldeCorazón

Se habla de: CD Tenerife, Marcel Sabou, Toño Hernández, Quique Medina, Primera División

CDT / NOTICIAS SUGERIDAS

27/09/2020 20:54 | Noticias / Primer equipo

Tropiezo en el Heliodoro Rodríguez López

El CD Tenerife cedió en la tercera jornada de LaLiga SmartBank ante el CD Mirandés, en un encuentro desacertado para el combinado blanquiazul, quien incluso acabó con dos jugadores menos en la segunda mitad (1-2).