CDT / NOTICIAS

30 años de un histórico ascenso

Tal día como hoy hace tres décadas, el CD Tenerife certificó su regreso 28 años después a la máxima división del fútbol español en el Estadio Benito Villamarín ante el Real Betis Balompié. Los jugadores dirigidos por Benito Joanet supieron aguantar el resultado conseguido en el H. Rodríguez López cuatro días antes (4-0) ante un equipo con destacados jugadores internacionales.

Volver

02/07/2019

Pese a perder contra el Real Burgos CF en el Heliodoro Rodríguez López, a dos partidos de que concluyera la fase regular, el CD Tenerife no se dio por vencido. Los futbolistas blanquiazules se desquitaron de la derrota en casa venciendo en la penúltima jornada al Castilla (con goles de Perico Medina y Guina) y certificando el tercer puesto ante el Figueres después de ir por debajo del marcador hasta en dos ocasiones, con cuatro goles de Rommel Fernández (4-2).

El equipo blanquiazul consiguió clasificarse para la siempre complicada promoción de ascenso a Primera División. Por aquel entonces, el tercer y cuarto clasificado de Segunda División se enfrentaba por un puesto en la máxima categoría con el decimoséptimo y decimoctavo de la máxima categoría. Así, el RC Mallorca disputó su eliminatoria ante el Español. Y el CD Tenerife le tocó medirse al Real Betis Balompié.

Un conjunto verdiblanco que tenía entre sus filas a una variedad de jugadores muy comocidos e internacionales, como Pumpido, Calderé, Poli Rincón, Ufarte y Yañez entre otros.  Aun así, la Isla confiaba en su equipo. No era el objetivo que se habían marcado Javier Pérez y Benito Joanet al principio de la temporada 1988/1989. Pero llegó una oportunidad que se había negado desde hacía 28 años.

El Heliodoro Rodríguez López no defraudó a sus jugadores. Las gradas se llenaron de aficionados ilusionados por lograr el sueño de volver a Primera División 28 años después. El entrenador catalán decidió alinear aquel caluroso 28 de junio a Belza; Lema, Quique Medina, Herrero, Isidro García; Víctor, Luis Delgado, Guina, El Ghareff; Husillos y Rommel. Por parte del equipo heliopolitano participaron de inicio: Pumpido; Calleja, Gail, Migual Ángel, Julio; Job, Rubén Bilbao, Calderé, Chano, Yáñez y Puma Rodríguez.

El CD Tenerife salió con todo desde el inicio para encontrar una ventaja que le ayudara en el partido de vuelta. Superó con creces a sus rivales verdiblancos, con fe y lucha. No tardó Rommel Fernández en demostrar su potencial aéreo. Después de que Luis Delgado estrellara la pelota en el larguero, el atacante panameño remató a la red un gran centro de El Ghareff (1-0, 35’). Diez minutos más tarde, el propio Rommel no desperdició otro magnífico pase de Guina para  aumentar las ventaja antes del descanso (2-0, 45’).

El Heliodoro era una fiesta, pero quería más, sabía que podía haber más. El equipo blanquiazul esperó a que su rival fallara y lo consiguió cuando el tiempo empezaba a acabarse. Toño Hernández saltó más que los adversarios en un córner, peinando la pelota hacia atrás. La fortuna quiso sonreír una vez más al CD Tenerife, cuando el intento de despeje de Miguel Ángel entró en su propia portería. Dos minutos después, El Ghareff certificó la goleada con un potente disparo desde la frontal ante el que nada pudo hacer Pumpido (4-0 79’).

Tenerife estalló de júbilo. Las calles se llenaron de gente celebrando el primer paso de una gesta histórica para el fútbol canario. La prensa nacional se hizo eco de la hazaña que se había vivido la noche del 28 de junio en el Heliodoro Rodríguez López. “La hinchada blanquiazul celebró en las calles de Santa Cruz de Tenerife, hasta altas horas de la madrugada, el festival de goles de la noche del miércoles en el estadio Heliodoro Rodríguez” (El País, 29 de junio de 1989). Tenerife sueña con el ascenso tituló Jornada Deportiva en su edición del día siguiente.

Con la euforia todavía presente entre los aficionados tinerfeños, quedaba la vuelta fijada para el domingo 2 de julio de 1989 en Sevilla para culminar el segundo ascenso en la historia a Primera División. La expedición blanquiazul sabía de la dificultad que entrañaba visitar el Benito Villamarín. Saltaron al césped andaluz: Belza, Isidro, Quique Medina, Lema, Herrero; El Ghareff, Noriega, Guina, Toño, Perico Medina y Rommel Fernández.

Conscientes de la gran ventaja que obtuvieron en el Heliodoro, los futbolistas de Benito Joanet supieron controlar la rudeza y las acciones al límite del reglamento marcadas por el equipo local. No fue hasta los minutos finales, cuando el CD Tenerife ya se sabía ascendido y Chano batió con un tiro desde fuera del área al guardameta uruguayo. (1-0, 80’).

Si el miércoles las celebraciones se habían alargado durante toda la noche, no fue distinto el lunes. Incluso con el retraso en la llegada de los futbolistas blanquiazules al aeropuerto Reina Sofía Tenerife Sur, los aficionados no quisieron perderse la oportunidad de celebrarlo con los ‘héroes’ del ascenso. Retenciones en la autopista que frenaban la guagua tinerfeñista, festejos en plena carretera antes de llegar a Santa Cruz con los primeros rayos de luz de la mañana. El Diario de Avisos tituló en portada EN PRIMERA.

La fiesta fue el preludio y la antesala de la historia más brillante del CD Tenerife. Diez temporadas consecutivos en la élite, participaciones memorables en Primera División con dos quintos puestos y dos participaciones en la Copa de la  UEFA (1993/1994 y1996/1997). Partidos históricos en la Liga y en Europa. Recuerdos de una época dorada que hace grandes los colores blanco y azul.

Posteriomente llegarían dos ascensos más a la máxima categoría, en Leganés (2001) y en Girona (2009).

#HistoriaCDT

Fototeca Acan

Se habla de: CD Tenerife, Real Betis Balompié

CDT / NOTICIAS SUGERIDAS

  • 2004

    El CD Tenerife tomaba aire tras derrotar al Sporting de Gijón: 1-0.